En el Garrahan esperan un invierno con alto porcentaje de enfermedades respiratorias

Actualmente, casi el 80% de los pacientes internados a través de Emergencias presenta una intercurrencia respiratoria, la mayoría por infección de virus respiratorios. El Hospital Garrahan cuenta con la Unidad de Contención Estacional y la Unidad de Emergencias, donde llegan los casos complejos de gripe, bronquiolitis y demás infecciones respiratorias que no pueden resolverse en niveles primarios de atención.

En el segundo año de existencia de la Unidad de Contención Estacional (UCE) del Hospital Garrahan -un espacio acondicionado especialmente para tratar las internaciones por enfermedades respiratorias-, las autoridades y profesionales de la institución pediátrica informan que casi el 80% de las camas está ocupado por casos de intercurrencias respiratorias, como bronquiolitis, bronquitis obstructiva y asma.

Frente a esta situación, el presidente del Hospital, Carlos Kambourian, destacó: “Desde el año 2018 se implementaron importantes medidas institucionales que permitieron resolver la crisis epidemiológica de manera adecuada y se logró el hito `un paciente, una cama´. Es decir que nunca más volvimos a tener pacientes en pasillos o lugares inadecuados y ese es el resultado que estamos viendo ahora”.

Kambourian resaltó de esta forma que el Garrahan se encuentra preparado para hacer frente a las infecciones respiratorias en la infancia, mayormente en los casos complejos, es decir de niños y niñas con enfermedades de base que ya son pacientes de la institución y/o de aquellos que, por la gravedad del cuadro, requieran de la atención de un centro de alta complejidad.

En la institución, el 78% de los pacientes internados padece algún problema respiratorio, ya sea primario -niños/as que no tienen enfermedad previa- o secundario -aquellos en los cuales la enfermedad respiratoria se agrega a su problema de base: enfermedad oncológica, cardíaca, neurológica, trastornos de la inmunidad, entre otros-. Los niños y niñas de este último grupo, es decir con enfermedades crónicas previas, requieren  necesariamente la atención en un centro de alta complejidad como el Hospital Garrahan.

La  médica pediatra infectóloga del Garrahan, Adriana Parra, destacó que la virulencia del virus de la gripe este otoño e invierno “depende mucho de varios factores: uno de ellos es la capacidad del virus de hacer pequeños cambios en su estructura que hace que los anticuerpos o defensas de nuestro cuerpo no lo reconozca y de esta forma infecta el organismo”. Además afirmó la importancia de la vacunación antigripal en grupos de riesgo y aclaró que “en caso de no haberlo hecho todavía se está a tiempo de aplicarla”.

En tanto, Kambourian detalló que “la situación es similar al invierno pasado, donde la circulación del virus fue alta” y agregó que “el comportamiento en el hemisferio norte fue similar por lo que esperamos un pico importante para los meses de julio y agosto”, siendo el virus sincicial respiratorio el que se espera que predomine en los casos de bronquiolitis, aunque también se espera una alta circulación del virus influenza.

El pediatra del Garrahan, Eduardo Silvestre, informó que existe un motivo por el cual durante las épocas de temperaturas bajas los bebés, niñas y niños se enferman más: “El organismo está más vulnerable y propenso a contraer enfermedades respiratorias y esto  obedece a tres principales causas que son la alteración de los mecanismos de defensa locales; el favorecimiento climático para la circulación viral y la facilitación del contagio interhumano”.
Las enfermedades más comunes en invierno son el resfriado común, que se trata de un cuadro leve y pasajero y se produce por los siguientes virus: Rinovirus, Sincicial Respiratorio, Parainfluenza. También se encuentra la gripe, una enfermedad causada por otros virus -principalmente el virus de la Influenza-, cuyos síntomas son más intensos y que en algunas personas presentarse como una enfermedad grave que puede producir, incluso, la muerte, sobre todo en niños, ancianos y personas con enfermedades de base. Luego se encuentran la bronquiolitis, las neumonías, el Asma bronquial, la Displasia Pulmonar y la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). Todas forman parte de un grupo de enfermedades que suelen presentarse o exacerbarse durante el invierno.
Cómo prevenir las enfermedades respiratorias
-Aplicarse la vacuna antigripal en los casos indicados.
-Ventilar las habitaciones a diario, por lo menos 10 minutos al día.
-Utilizar preferentemente estufas eléctricas o a gas.
-No fumar en lugares cerrados y evitar lugares donde se fume.
-Evitar los cambios bruscos de temperatura.
-Mantener la casa templada: no utilizar la calefacción al máximo para permitir al organismo que utilice sus propios mecanismos de adaptación al frío.
-Mantener la casa con un adecuado nivel de humedad ya que los ambientes secos agravan las enfermedades respiratorias.
-Evitar los sitios cerrados y demasiado concurridos, como los cines o los shoppings.
-Evitar el exceso de abrigo en ambientes calefaccionados o la falta de abrigo en la intemperie.
-Cubrir boca y nariz al salir a la calle o a espacios libres.
-En lo posible mantener alejados a bebés, niños, niñas y ancianos de personas enfermas.
-Lavarse las manos con frecuencia, especialmente antes de comer y al regresar a casa.
-Evitar que los niños y niñas compartan utensilios como vasos, platos, cubiertos, toallas y chupetes.

-Incluir en la dieta infantil frutas y verduras, especialmente aquellos alimentos ricos en vitamina A y C.
Share on Google Plus

Acerca de InformatedeTodo

0 comentarios:

Publicar un comentario