Peña y Frigerio recibieron al gobernador de Chaco

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, recibieron al gobernador de Chaco, Domingo Peppo, para analizar el estado de situación y la marcha de las medidas de asistencia y ayuda  a los pobladores y a los productores en el marco de la emergencia que atraviesa la provincia por las inundaciones 
El Poder Ejecutivo “está preocupado por la situación y tiene la idea de acompañar al Gobierno provincial, a los productores, a la gente y a la situación social”, afirmó Peppo al cabo de la audiencia realizada en la Residencia Presidencial de Olivos de la que también participaron funcionarios provinciales.
La Nación viene prestando colaboración con las fuerzas locales de Chaco en la asistencia de pobladores y ruralistas por causa de las inundaciones que fueron provocadas por inusuales tormentas.
Peña, Frigerio y Peppo analizaron la situación social de los pobladores de mayor vulnerabilidad que debieron ser trasladados hacia centros de evacuación, así como la de los productores que perdieron cosechas y ganado.
Acordaron que el Gobierno acompañará el pedido de Chaco luego de una evaluación de los perjuicios y daños que sufre la población desde enero último cuando se registró la primera lluvia fuerte y que motivó la intervención de la Nación.
El Gobernador señaló que “la propuesta es que lo que Nación pueda poner para el sector productivo afectado por las inundaciones y la provincia también haga lo mismo a través de un financiamiento que la Nación daría a través de una ley”.
“Hay predisposición a seguir acompañando, mandando elementos y trabajando a través del SINAGIR”, sostuvo Peppo, que también mantuvo encuentros con la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere.
Para la emergencia, el Ministerio de Salud y Desarrollo Social envió a Chaco artículos de primera necesidad (alimentos, elementos de limpieza, colchones, frazadas y otros recursos).
Si bien, el SINAGIR (Sistema Nacional para la Gestión Integral de Riesgos) reportó una mejora en la situación general de la provincia, el Ejército, la Gendarmería y la Prefectura siguen cooperando con las fuerzas locales, con el empleo de vehículos especiales, helicópteros y lanchas para ayudar a las familias afectadas.
Las localidades más afectadas por los fenómenos climáticos son Charata, Sáenz Peña, La Tigra, Corzuela, Resistencia, Las Breñas, Napenay, General Pinedo y Colonia Aborigen.
En el departamento de Chacabuco, los efectivos trabajan en la distribución de artículos de primera necesidad y colaboran en los comedores comunitarios dispuestos en la zona.
En Charata, una dotación de rescate y salvamento del Ejército acompaña la tarea de Bomberos Voluntarios de la localidad de Isla del Cerrito en los parajes Pampa Sommer, Pampa Moreno, y Pampa Gallego.
Efectivos de la Policía Federal, por su parte, intervienen en la localidad de Napenay para el traslado de bolsas de arena para utilizadas para evitar el ingreso del agua a los domicilios.
A la vez, el personal de Guardaparques controla el estado de los caminos en el Parque Nacional El Impenetrable y quedó a disposición de Gendarmería ante cualquier requerimiento.
Personal de Gendarmería trabaja juntamente con la Policía Federal, Defensa Civil, Bomberos Voluntarios y Salud Pública en la regulación del tránsito y el funcionamiento de los dispositivos locales de seguridad.
Todavía se encuentra vigente la emergencia por seis meses declarada en enero último.
De acuerdo con la normativa, para solicitar a la Nación una prórroga de la actual o pedir una nueva la provincia deberá previamente declarar la emergencia.
Share on Google Plus

Acerca de InformatedeTodo

0 comentarios:

Publicar un comentario