La Argentina y Brasil acuerdan trabajar para fortalecer las relaciones bilaterales y la democracia en la región

Los presidentes Mauricio Macri y Jair Bolsonaro consolidaron los vínculos entre la Argentina y Brasil y ratificaron el compromiso de combatir el crimen organizado, las mafias y la corrupción, defender las políticas de derechos humanos y la democracia en la región y de elevar los niveles de integración bilateral en materia energética para potenciar las oportunidades de desarrollo de ambos países, entre otros puntos en común.
Ambos mandatarios también dialogaron respecto del Mercosur y la convergencia con la Unión Europea, la importancia de generar mayor dinamismo en el sector industrial y el agrícola y en el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas con el acento puesto en alentar el espíritu emprendedor en cada país.

“Esta visita, como la que yo hice a Brasilia hace unos meses atrás, ratifican el nivel de importancia que le asignamos a esta relación”, remarcó el presidente Macri.

Sostuvo que los “brasileños y argentinos creemos en esta relación de afecto de años y de enorme potencialidad” y remarcó la importancia de seguir “apostando fuerte” a que la “interconexión” y el “desarrollo conjunto” puedan representar “algo muy bueno” para ambos países.

Macri formuló estos conceptos en una declaración conjunta que ofreció junto a Bolsonaro en la Casa Rosada, con motivo de la Visita de Estado que realizó el mandatario brasileño a la Argentina.

“Tuvimos reuniones de trabajo muy interesantes. Ratificamos nuestro compromiso en la defensa de los derechos humanos y el combate contra el crimen organizado, el narcotráfico, las mafias y la corrupción; porque si no tenemos éxito en eso no hay futuro para nuestros países”, subrayó.

Respecto del Mercosur, señaló que como “en estos 30 años el mundo cambió”, la visión inicial del bloque “hay que girarla no sólo en la integración y aprovechamiento de nuestros mercados”, sino que debe estar focalizada en la forma de insertarse “en el desarrollo global que es fundamental para el desarrollo de nuestros países”. 

“Hablamos de los acuerdos con el mundo” puntualizó Macri y en ese sentido indicó que está “muy cerca” una convergencia con la Unión Europea y la EFTA (Asociación de libre comercio europea), así como con Canadá y Corea del Sur.

Remarcó que esos avances constituyen “grandes oportunidades” para la “integración global” que permitirán darle “un dinamismo distinto” al sector industrial y a la agricultura, que tiene “gran potencial” y “un gran crecimiento futuro”.

“También, en ese punto, creemos en la importancia del desarrollo de las Pymes, del espíritu emprendedor que, por suerte, en ambos países existe, y es muy potente”, remarcó.

En cuanto a la significación de alcanzar una integración en materia de energía, el Jefe de Estado argentino hizo especial referencia al yacimiento de Vaca Muerta cuya potenciación en los últimos años le esta permitiendo a Argentina recuperar su capacidad energética.

Del mismo modo, apuntó que las energías renovables “son una enorme oportunidad para el desarrollo de nuestros países” no solamente para el consumo y la industria sino para “poder exportarle al mundo”.

“Es una gran oportunidad en conjunto que ahora vamos a empezar a trabajar y desarrollar. Ya eso hay que sumarle las energías hidroeléctricas”, puntualizó.

Macri recalcó la necesidad de “mejorar la interconexión física y virtual” entre la Argentina y Brasil a través de la simplificación del movimiento de fronteras para “agilizar el comercio, el turismo y el intercambio sociocultural”.

El Jefe de Estado argentino ratificó el “compromiso absoluto” de ambos países en “la defensa de los derechos humanos y la democracia” y en ese contexto mencionó “el duro momento que están viviendo nuestros hermanos venezolanos”.

“Ambos ratificamos nuestro compromiso, nuestra solidaridad, y seguiremos haciendo todo lo posible, desde acá, para ayudar a que se reestablezca la democracia en Venezuela”, enfatizó.

Dijo que ambos gobiernos “creemos y sentimos que es el camino hacia el futuro para, no sólo Venezuela, sino toda la región: fortalecer nuestras instituciones, nuestros sistemas democráticos”.

En tanto, el presidente Bolsonaro remarcó que “toda América del Sur está preocupada en que no tengamos nuevas Venezuelas en la región” y puntualizó que “debemos preocuparnos y tomar decisiones concretas en ese sentido”.

“Cada vez más, uniendo y sumando a nuestros pueblos, buscando en cada uno de ellos su potencial de forma hermana, para que el progreso y la paz pueda estar presente entre nosotros”, dijo.

“Nosotros deseamos seguir cada vez más fuertes como socios en esta alianza, no solamente en la economía, sino con un objetivo más grande, que cualquier hombre y cualquier mujer puede tener, que es la libertad”, afirmó.

Además, Bolsonaro elogió a Macri por el trabajo que viene desarrollando en el Mercosur para alcanzar un acuerdo con el bloque europeo.

“Felicitaciones a vuestra excelencia por la forma cómo trabajo en eso. Fue a Brasil y nosotros venimos acá, en este momento, trayendo a todos los ministros que son importantes para la concepción de este objetivo”, señaló.

En la reunión ampliada que ambas delegaciones mantuvieron en el Salón Eva Perón, acordaron además que la Argentina colaborará con las medidas que Brasil adopte en materia de seguridad con motivo de la Copa América de fútbol que comenzará el próximo viernes 14.

Para lo cual, el gobierno enviará personal especializado en seguridad y la lista con los nombres de los barras bravas que tienen el ingreso prohibido en los estadios nacionales.

Además, analizaron el resultado del trabajo conjunto que llevaron adelante investigadores de ambos países y que permitió desbaratar una red de pedofilia, así como las acciones que realizan contra el tráfico de armas.

Otro de los puntos tratados en el encuentro giró en torno a una labor coordinada para perfeccionar el control fronterizo e intercambiar la información que generen los sistemas de radarización y de drones.

El Presidente de Brasil llegó poco antes del mediodía a la Casa de Gobierno junto a su esposa Michelle Bolsonaro y fue recibido por el Jefe de Estado argentino y la primera dama, Juliana Awada.

Luego de posar para la foto oficial en el Salón Blanco y el saludo oficial, ambos mandatarios mantuvieron una reunión en el despacho presidencial.

De la audiencia, participaron por la Argentina el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el canciller Jorge Faurie, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.

En tanto que por Brasil lo hicieron el canciller Ernesto Fraga Araújo y el embajador en la Argentina, Sergio Franca Danese.

Luego, en el Salón Eva Perón, se realizó la reunión ampliada de la que tomaron parte ministros y secretarios de Estado de ambos países.
Share on Google Plus

Acerca de InformatedeTodo

0 comentarios:

Publicar un comentario