Medidas de prevención y contención emocional para el personal de la salud

La Unidad de Géneros y Salud en el Trabajo del Hospital Garrahan realiza desde marzo distintas acciones para contener los aspectos psicológicos de los trabajadores de la salud frente a las emociones que provoca la pandemia. Las capacitaciones son parte de un plan de contingencia por el que ya se dictaron más de 20 talleres con alcance a más de 300 trabajadores.

Desde marzo funciona en el Hospital la Unidad de Géneros y Salud en el Trabajo, que se ocupa, entre otras cosas, del cuidado de los aspectos psicológicos del personal de salud. A raíz de la incertidumbre provocada por el coronavirus, se implementó un plan de contingencia psicosocial cuyo objetivo principal es "la prevención y la mitigación de impacto en la salud mental de los trabajadores”, destacó Cecilia Salas, coordinadora del área.

El equipo de atención psicosocial que funciona en la Unidad está integrado por una trabajadora social, formada en apoyo psicosocial y una psicóloga especialista en trauma, emergencias y manejo de estrés por incidentes críticos, ambas con formación en género. Desde marzo, reciben consultas sobre conflictos en la toma de decisiones, estrés, dificultades para llevar adelante el cuidado de las familias, miedo al enfermar y/o enfermar sus familiares, incertidumbre hacia el futuro, problemas vinculares en los equipos de trabajo, y también sobre violencia laboral.

A través de distintas acciones se generaron recursos de afrontamiento, acompañamiento y apoyo a los trabajadores que hoy se encuentran en la primera línea de respuesta. “El rol fundamental del personal de salud mental es ocuparnos de cuidar a los que nos cuidan en el día a día”, expresó Salas.

En este sentido, se realizaron encuentros individuales de apoyo psicosocial, monitoreo y análisis de los factores de estrés que afectan al personal frente al COVID-19, se realizó la articulación de redes internas y externas para el apoyo y acompañamiento en situación de crisis, se generaron materiales de difusión y recursos de autocuidado para uso del personal con el fin de disminuir y mitigar el estrés y favorecer la adaptación.

Además, se realiza el acompañamiento y apoyo al personal del Hospital que se encuentra fuera del país, de acuerdo a las necesidades que presentan. “Todas estas acciones son llevadas adelante desde una perspectiva de género, entendiendo que las situaciones de emergencia aumentan las desigualdades preexistentes”, aseguró Salas.

El plan de contingencia se realizó de manera presencial en el Hospital y, a través del uso de las tecnologías y de las nuevas redes disponibles, se generaron capacitaciones sobre el manejo de estrés en personal de salud y se trabajó para normalizar las reacciones y las emociones que se producen como una respuesta normal frente a la pandemia.

Se realizaron 30 entrevistas individuales, y se dictaron más de 20 capacitaciones a las cuales accedieron más de 300 trabajadores, “cada vez son más las personas que se acercan y solicitan más encuentros para generar nuevos líderes y herramientas”, dijo Salas, y continuó “los líderes gestionan hoy los equipos de trabajo de manera remota y en situación de crisis. Transmitimos herramientas de comunicación y las nuevas formas de abordar a los equipos y de gestionarlos ante esta nueva situación”.

Estas capacitaciones ofrecen herramientas sobre manejo del estrés y autocuidado, estrategias para acompañar y a fomentar la adaptación en niños, niñas y adolescentes, dimensiones e implicancias psicosociales frente al COVID-19, herramientas para liderar a los equipos de trabajo y estrategias de comunicación en situación de riesgos.
Share on Google Plus

Acerca de InformatedeTodo

0 comentarios:

Publicar un comentario