14 de junio: Día Mundial del Donante Voluntario de Sangre

Desde el Centro Regional de Hemoterapia del centro pediátrico nacional agradecieron la solidaridad de los donantes voluntarios y habituales en el contexto del coronavirus y el aislamiento social. Esto evita que las familias que atienden a sus hijos en el Hospital, deban preocuparse por conseguir el componente sanguíneo y permite contar ese elemento vital para administrarlo y que esté disponible cuando se necesita.

Cambian las enfermedades, cambian los hábitos, cambian las formas de cuidarnos de ellas. Todo cambia, menos la necesidad de sangre. Hasta el momento, los componentes sanguíneos no se fabrican y la única manera de obtenerlos es a través de la donación de las personas. Por eso, en vísperas del Día Mundial del Donante Voluntario de Sangre desde el Hospital Garrahan agradecieron, muy especialmente, a los donantes voluntarios, que permiten sostener el stock del componente, aún en el contexto del coronavirus y el aislamiento, social, preventivo y obligatorio.

“Todo puede cambiar, pero no cambia la necesidad de sangre. Las donaciones de sangre no cayeron en especial en el Hospital porque ya veníamos construyendo un modelo que nos permitió seguir sosteniendo la donación por el vínculo que tenemos con nuestros donantes y los organizadores de colecta”, indicó hoy Silvina Kuperman, responsable del Centro Regional de Hemoterapia del Hospital Garrahan, durante una campaña externa organizada en el Club Atlético Estudiantes de Caseros, provincia de Buenos Aires.

La médica informó que, en el contexto del coronavirus, en el Garrahan no hubo que posponer ni suspender ningún tratamiento o cirugía de pacientes “gracias a que los donantes concurren al banco y organizan campañas y que el Hospital garantiza todos los cuidados para que el donante esté seguro en este contexto”, destacó. El Club Atlético Estudiantes de Caseros es una de las 200 instituciones que trabajan junto al Hospital en la realización de campañas, y hoy participaron 35 donantes.

Desde 2010, el Hospital Garrahan cuenta con un programa de donación voluntaria de sangre con el que garantiza este elemento en forma oportuna y segura para todos sus pacientes. En los últimos 9 años, y a partir de la implementación de este modelo, el Banco de Sangre logró bajar hasta 10 veces la prevalencia de enfermedades transmisibles por transfusión como son el VIH sida, la sífilis, y el chagas, entre otras.

“Hoy queremos celebrar y homenajear a los 19.000 donantes de sangre y plaquetas que se acercan anualmente y a los más de 200 organizadores de campañas de donación que nos permiten contar con sangre suficiente, oportuna y segura”, dijo Kuperman y destacó que “el donante voluntario es el donante realmente seguro porque tiene plena conciencia de la importancia del acto que realiza”.

La actividad en Caseros contó con la participación de Maria Susana Pisarello, directora de Sangre y Medicina Transfusional del ministerio de Salud de la Nación y de la integrante del Consejo de Administración del Hospital Garrahan, Analía Stasi, quien también donó sangre.



SANGRE SEGURA

El 14 de junio de 2011 el Banco de Sangre del Garrahan tomó una decisión que cambiaría para siempre la donación de sangre en Argentina: desde ese día nunca más se pidió a padres y familiares que consiguieran donantes para sus hijos internados. El Hospital se encargaría de obtener los componentes sanguíneos necesarios. Nueve años después, este modelo sigue siendo único en el país.

En el Hospital se realizan 650 transfusiones de componentes sanguíneos por semana y se requieren alrededor de 65 donantes por día para cubrir esta demanda. El 100 por 100 de la sangre que se utiliza es donada voluntariamente, muchas veces en forma frecuente, y nunca para un niño/a específico. También se requieren 100 unidades de plaquetas por día.

En todo el mundo solo 60 países han conseguido donaciones 100 por 100 hechas por voluntarios no remunerados para todo el requerimiento del sistema de salud público y privado.

Las transfusiones de sangre y los productos sanguíneos ayudan a salvar millones de vidas cada año, incrementan la esperanza y la calidad de vida de pacientes con enfermedades potencialmente mortales y apoyan los procedimientos médicos y quirúrgicos complejos. También desempeñan un papel fundamental en la atención materno-infantil, los desastres naturales y los desastres artificiales provocados por el ser humano.



¿QUIÉNES PUEDEN DONAR?
Requisitos generales:
-Tener entre 18 y 65 años.
-Pesar más de 50 kilos.
-Estar en buen estado de salud.
-No padecer enfermedades que sean transmisibles por sangre.
-No haber tenido relaciones sexuales de riesgo en el último año.
-No consumir drogas endovenosas.
-No haberse realizado tatuajes o perforaciones en el último año. En el caso de las cirugías, depende el tipo de intervención.
-Entre donación y donación deben transcurrir 4 meses en hombres y 6 meses en mujeres.

Para donar sangre, pedí turno acá: www.garrahan.gov.ar/donosangre
Share on Google Plus

Acerca de InformatedeTodo

0 comentarios:

Publicar un comentario